Digital Analytics

Análisis interno de una empresa; clave en la transformación digital

11/10/17 8:30 3 min. lectura Mónica León Transformación digital, Big Data, Digital Transformation, análisis interno

Analsis interno de una empresa - Enzyme.jpgLa sociedad y el mundo empresarial actual están en constante crecimiento y evolución. La razón el aumento de un entorno tecnológico que obliga a todas las compañías a centrar sus esfuerzos en la transformación digital para poder responder a las necesidades del mercado. Precisamente, una de las necesidades más importantes de una compañía es definir su estado actual para mejorar su crecimiento. El análisis interno de una empresa es una de las mejores formas para realizar este test y calibrar nuestras posibilidades.

El problema de la detección de fortalezas y debilidades es que no se realiza de forma continua. Hasta hace poco era común que los responsables de un proyecto empresarial realicen una estrategia de prueba para puntuar el desarrollo del proceso en las etapas iniciales de desarrollo. Sin embargo, esta forma clásica de actuación es imposible hoy en día ya que la anticipación en la identificación de riesgos y tener una rápida respuesta para resolver problemas es una de las mejores garantías para triunfar en el sector de los negocios.

Análisis interno de una empresa, éxito garantizado

Evitar las quejas de los clientes, acertar con la estrategia o realizar una implementación informática en nuestro negocio son solo algunos de los problemas que podemos evitar con un análisis a tiempo. Imagínate si se realiza un análisis interno de una empresa de forma constante, los resultados mejorarían en seguida.

Y es que las actividades de análisis son una de las mejores formas de respuesta ante entornos laborales cada vez más disruptivos, colaborativos, tecnológicos y sobre todo, cambiantes. Las empresas necesitan responder de forma ágil y flexible en entornos de constante adaptación donde muchas de las decisiones que se tomen vienen en forma de análisis.

Precisamente, la información sobra en estos días donde el Big Data está tan de moda. Pero el problema es qué hacemos con la información, cómo analizamos las compañías, en qué aspectos realizamos nuestros análisis. Por ello, para poder realizar un diagnóstico y un análisis acertado es necesario medir los siguientes ámbitos:

  • El comportamiento del mercado así como medir a los clientes, los proveedores y los competidores
  • Analizar los procesos realizados
  • Establecer modelos sobre el funcionamiento de las personas y la cultura de nuestra empresa

Una empresa que sepa valorar, contrastar y gestionar estos tres factores tendrá pie y medio en la adopción de un sistema de análisis interno de una empresa capaz de adaptarse a la actual transformación digital. Es decir, sus posibilidades de éxito y sus resultados serán mejores ya que será una organización capaz de dar respuestas rápidas y eficaces gracias a la evaluación continua de su situación.

Identificación de los riesgos

Las exigencias de los mercados crecen cada día lo que aumenta la competitividad empresarial. Saber lo que quieren los clientes y anticiparse al resto de compañías es posible gracias a la transformación digital. Es necesario ponerle cara al cliente, saber sus gustos, definir su comportamiento y anticiparse en la relación con nuestros consumidores para ofrecer productos en base a sus necesidades.

Y lo mismos sucede con los proveedores y competidores. Necesitamos desmarcarnos del resto, por ello, necesitamos medir y comprobar el análisis interno de una empresa para conocer sus problemas y evitar los riesgos. Por ello, es necesario combinar técnicas clásicas y modernas de análisis de perfiles y segmentación para establecer patrones de consumo y responder a las necesidades de nuestros consumidores.

Un ejemplo claro, es Zara que tiene un sistema en sus tiendas que conoce los hábitos de compra de sus clientes y se adapta a ellos para personalizar estos productos y mejorar los resultados. Nosotros debemos enfocar nuestros esfuerzos en conseguir algo parecido y a nuestra medida.

Pero para conseguirlo debemos pensar y actuar de forma diferente, es necesario repensar nuestros procesos, medirlos, evaluarlos y ver si es necesario cambiarlos. Lo mismo sucede con las personas y las estructuras jerárquicas.

Por ejemplo, dotar de herramientas de análisis de felicidad en el trabajo al departamento de RR.HH., establecer sinergias entre trabajadores en función de su afinidad o medir las mejores fechas para el establecimiento de las vacaciones son algunas acciones que se pueden cambiar gracias al análisis interno de una empresa.

¡Recuerda, analizar y medir es la mejor forma de alcanzar la transformación digital en tu negocio! ¿A qué esperas para valorar tu empresa?

“Comprender las cosas que nos rodean es la mejor preparación para comprender las cosas que hay más allá” Hipatia de Alejandría.

Posts relacionados

Comenta este artículo...