web-enzyme-v2-logo-white
logo-enzyme-2-blog

Inteligencia artificial: de la empresa digital a una inteligente

¿Qué es una empresa inteligente? En general, este tipo de empresa potencia la economía de la experiencia, lo cual significa que: utiliza las últimas tecnologías para convertir la información estratégica en acción, acelera la disrupción impulsada por los datos y la automatización de proyectos, además de que lanza nuevos modelos de negocio. 

En definitiva, lo que diferencia a una empresa digital de otra inteligente es el uso de herramientas actuales, como la automatización de procesos o el big data, pero no para mejorar los procesos actuales, sino para diseñar nuevos. Por lo tanto, la empresa inteligente abre su punto de mira para crear procesos de negocio que hasta ahora no existían. Y para esto se utiliza la inteligencia artificial (IA), aunque ¿cómo?

Todas estas cuestiones las analizamos en el webinar Caminando de una empresa digital a otra inteligente mediante el uso de inteligencia artificial, el cual puedes descargar de manera gratuita a través de este enlace.

Antes del pago online: la experiencia

En la actualidad, cuando una persona se encuentra realizando una compra online, además de la compra en sí, busca la experiencia, por lo que se ha demostrado lo positivo de retrasar el momento del pago lo máximo posible. Además, durante este proceso, se desencadenan unos impulsos primarios relacionados con las emociones, que son la clave a la hora de desarrollar herramientas relacionadas con los procesos de compra.

Víctor Muakuku, CIO de la compañía Pyrénées Andorra, cuenta cómo han desarrollado un programa interno (al que han llamado Únic) para estandarizar todos los procesos de las múltiples sociedades que forman el grupo para beneficiarse de las diferentes tecnologías que se están abriendo paso en la actualidad en pos de optimizar los procesos de compra.

MyPyri: un ejemplo de herramienta que optimiza el proceso de compra

Al final, lo que el cliente quiere es “tener todas las facilidades del mundo para poder comprar”, argumenta José Antonio Torre, responsable de producto de Enzyme. Por eso la aplicación MyPyri, diseñada para compañía Pyrénées Andorra, cuenta con la opción de aplazar el pago a través de la concesión de créditos, pero no es la única novedad.

Y aquí es donde entra en juego la inteligencia artificial, pues se encargará de acceder a toda la documentación necesaria para valorar si se le puede conceder un crédito al cliente o no. Además, lo cual es clave para esa facilidad de compra que reclama el cliente: la aplicación cuenta con la capacidad de “escanear” cualquier producto mediante la cámara del móvil y devolverle al cliente toda la información que tiene la empresa sobre dicho producto, además de las opciones de compra que ofrece. Es decir, con una rápida foto se puede acceder al catálogo de productos de Pyrénées Andorra. 

Entonces, el usuario decide si hacer la compra, cómo pagar ese producto y si quiere obtener un crédito para pagarlo a plazos (de nuevo, un algoritmo de inteligencia artificial analiza en cuántas cuotas es menos arriesgado hacerlo). Después recibirá un código QR con el que acudir a la tienda a recoger el producto adquirido.

Inteligencia artificial para los nuevos procesos de compra

En este caso concreto, el de MyPyri para Pyrénées Andorra, dos procesos de inteligencia artificial son los encargados de ofrecerle al cliente más facilidades de compra: con una simple imagen se detecta el producto requerido y un algoritmo se encarga de valorar la capacidad de pago que tiene el usuario que va a realizar la compra.

Ya no hace falta ni siquiera escribir lo que se está buscando. Por ejemplo, si te gustan las zapatillas de un amigo, simplemente se les hace una foto y, a través de la aplicación, que está conectada con el catálogo de la empresa, te devuelve las opciones disponibles. En definitiva: se acelera el proceso de compra. 

Este proceso de compra, como ya hemos comentado, no mejora el que ya existía, sino que se trata de uno complemente nuevo, y es aquí precisamente donde radica ese cambio de la empresa digital a una inteligente mediante, obviamente, el uso de la inteligencia artificial.

La empresa inteligente

Para la aplicación de la inteligencia artificial a la empresa es importante conocer los nuevos modelos de conducta en el usuario. De esta manera, tras la pandemia, por ejemplo, se detectó una necesidad en el cliente de financiar cualquier tipo de compra. Hasta ahora, sin embargo, este proceso se realizaba mayormente offline e implicaba personas y papeleo.

Por lo tanto, una empresa inteligente recoge esa información, analiza los datos, desarrolla un procedimiento de IA y elabora un nuevo modelo que le permite ofrecerle al cliente eso que reclama. De ahí el ejemplo de MyPyri, aunque no es el único modelo, sino tan solo un ejemplo de cómo se puede aplicar la inteligencia artificial a la empresa.

A modo de conclusión, es obvio que los procesos de compra están cambiando; mejor dicho: el cliente reclama nuevos procesos de compra basados en la experiencia y el aplazamiento de los pagos. El uso de la inteligencia artificial permite que una compañía pueda ofrecerle estos requerimientos, que a su vez, claro está, se transformarán en ventas.

 

Posts relacionados
¡Comparte con tus contactos!
   

Comenta este artículo...

ebook blockchain

Suscríbete y no te pierdas ninguna novedad

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

   
New call-to-action