web-enzyme-v2-logo-white
logo-enzyme-2-blog

La columna de José Parra-Moyano : Tu empresa tiene datos de los que puede extraer valor

La columna de José Parra-Moyano - Tu empresa tiene datos de los que puede extraer valor

En esta columna se describe mensualmente cómo hacer uso de la tecnología para mejorar los procesos de negocio. La finalidad de esta columna es traducir la tecnología al lenguaje empresarial y guiar a los empresarios a la hora de monetizar las tecnologías más punteras de la década que empieza.

Hablar de “Big Data” resulta hoy en día algo casi trasnochado. Parece que todas las empresas conozcan realmente bien el concepto de Big Data y que sepan sacarle valor con herramientas de análisis. Sin embargo, como describo en este artículo del MIT Sloan Management Review, conocemos aún muy poco sobre la naturaleza de los datos. No sabemos realmente cómo funciona su análisis a gran escala y eso está frenando la explotación completa de su valor.

Por eso este artículo describe brevemente las características de los datos, cómo son, cómo funcionan, y cómo se comportan a lo largo del tiempo. Una vez entendido eso, resultará mas fácil a las empresas extraer su valor de forma real.

Los datos son un factor de producción

Entendemos como factor de producción todo aquello que entra dentro de la empresa y se utiliza para producir el producto o servicio que la empresa vende. Tradicionalmente, los factores de producción han sido el capital y el trabajo. Sin embargo, hoy contamos con un nuevo factor de producción: los datos. Utilizando datos, las empresas entienden mejor a sus clientes y adaptan sus productos, ajustan los precios para aumentar las ventas, anticipan las demandas de sus clientes, y pueden ofrecer nuevos productos y servicios. Como los datos entran en la empresa y se utilizan para producir, son un factor de producción. Veamos ahora sus características como factor de producción y lo que hace a los datos distintos del capital y el trabajo.

Los datos no son intercambiables

Si una empresa busca capital en forma de euros, no importa la forma que tenga ese capital. Si la empresa está captando 1M de euros, da igual que la empresa obtenga ese importe en billetes de 100€, en monedas de 1€, o de manera electrónica. Una vez depositado en el banco, el capital se utilizará de la misma forma independientemente de su forma.

Esto no es así con los datos. Cuando una empresa quiere anticipar la capacidad de comprar de sus clientes, necesita datos relacionados con las transacciones de compra de sus clientes. Tener datos sobre otro tema, para ellos irrelevante (como p.ej. la temperatura diaria de los glaciares durante los últimos 25 años), no le servirá a la empresa para su propósito. Por lo tanto, como 1MB de datos puede contener datos valiosos o irrelevantes para la empresa, no todos los MB de datos servirán. Esto hace los datos no intercambiables. Por lo tanto, no todos los MB pueden tener el mismo precio en un mercado.

Los datos no son de uso exclusivo

A diferencia del capital, los mismos datos pueden ser usados por varias empresas a la vez. Esto hace que los datos sean un bien que se puede comercializar infinitas veces en un mercado.

Los datos pierden valor a lo largo del tiempo

Es mucho más valioso para una empresa conocer los patrones de consumo actuales de sus clientes, que los patrones que esos mismos clientes tenían hace 10 años. Por la tanto, en general, los datos nuevos tienen más valor que los antiguos.

Los datos generan valor en grandes volúmenes

Tener pocos datos no sirven para generar valor. Los analistas de datos que son los que generan los patrones y la información a partir de los datos necesitan mucho volumen de datos para poder trabajar. Por lo tanto, para una empresa el valor de los datos es igual a cero hasta que el volumen de los datos es suficientemente grande como para generar esa información. Luego el precio de los datos en un mercado dependerá de su volumen.

Los datos pueden ser privados y personales

Muchos datos son privados, y nosotros como dueños de esos datos, podemos querer que sigan siéndolo.

El camino a seguir: data exchanges

Entendiendo que los datos son un factor de producción, sería lógico que pensar, que se debe comerciar con los datos. Esto permitiría a individuos y empresas vender sus datos a organizaciones que puedan utilizarlos para producir.

Pero dadas sus características, no parece que se pueda ni deba comerciar con ellos en un mercado tradicional. Por eso, desde Enzyme estamos convencidos que el camino a dar para que las empresas puedan monetizar sus datos de forma eficiente, es un data exchange: una plataforma que utilizando tecnología blockchain, permite a los dueños de los datos vender información sobre los datos, sin vender los datos mismos. Esto, acomoda todas las características de los datos y permite al mismo tiempo que sus dueños los puedan monetizar.

Si quieres saber cómo hacemos esto desde Enzyme Advising Group, puedes ponerte en contacto con nosotros en jose.parra@enzymeadvisinggroup.com

Posts relacionados
¡Comparte con tus contactos!
   

Comenta este artículo...

ebook Blockchain

Suscríbete y no te pierdas ninguna novedad

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

   
New call-to-action