web-enzyme-v2-logo-white
logo-enzyme-2-blog

Las cuatro herramientas que transformarán la empresa

Desde hace varios años vienen cristalizando nuevas formas de comportarnos incorporando a nuestras vidas las tecnologías digitales que se han desarrollado en los últimos 20 o 25 años.

Tanto la crisis financiera de 2008 como la actual crisis sanitaria están acelerando estos cambios y aumentando la exigencia a las empresas para su transformación digital.

Aumentar la capacidad de adaptación de la empresa y sus equipos, incorporando conceptos como microlearning apoyado en IA o redefinir los espacios de trabajo con entornos como los Digital Workplace son clave para dotar a las organizaciones de una flexibilidad y capacidad de adaptación a los cambios para las que no estaban pensadas cuando se crearon.

La transformación digital va más allá de la comercialización de nuestros productos y servicios por internet. Requiere una profunda transformación en la cultura de la empresa que se adapta a un nuevo medio mucho más cambiante del que se vivía a finales del siglo XX y cuya herencia todavía nos acompaña en muchas organizaciones.

 

Design Thinking

Y es cierto que en un entorno que cambia muy deprisa las empresas deben saber adaptarse a las necesidades de sus clientes y hacer llegar al mercado nuevas soluciones viables a mucha mayor velocidad que antes. Las Metodologías Agile y el Design Thinking nos están ayudando a dar estas respuestas más ágiles al mercado.

Pero esta flexibilidad no es solo responsabilidad de las áreas de marketing o de innovación. Debemos conseguir que impregne una nueva cultura de la empresa en todos sus equipos. Operaciones, comercial, recursos humanos, finanzas… todos los trabajadores de la empresa tienen que sintonizar con la nueva forma de trabajar.

 

Digital Workplace

Una herramienta muy potente para impregnar a la organización de esta nueva cultura es cambiando sus entornos de trabajo. Implantar un Digital Workplace, entorno digital que supera a las tradicionales intranets de recursos humanos, está siendo la respuesta.

Un Digital Workplace combina el acceso y automatización de procedimientos administrativos internos con la comunicación ágil de la empresa a los empleados y entre todos los equipos. También facilita el acceso a todas la herramientas y fuentes de información necesarias para el correcto desempeño de las funciones de los trabajadores.

Además, facilita la utilización de elementos motivacionales basados en gamificación. Estos entornos ayudan a la empresa a aprender cómo trabajan sus equipos y, con ello, les permite tomar decisiones más rápidas ante nuevas necesidades.

 

Smart Microlearning para la nueva capacitación

Junto al Digital Workplace debemos incorporar herramientas que midan el performance de los equipos y ayuden a detectar qué capacidades deben reforzar y cuál es el camino más eficaz para la transformación de la empresa. Para ello, apoyados en la inteligencia artificial y en los asistentes virtuales, desde Enzyme estamos proponiendo el desarrollo del microlearning apoyado por la IA dentro de la empresa.

Básicamente lo que significa es que, junto a los procesos, a lo largo de las operaciones de la empresa, se implementen asistentes virtuales que identifiquen y faciliten los elementos formativos que necesita un trabajador para concluir con éxito una tarea concreta.

Estas microformaciones y sus respectivas microevaluaciones permiten impactos rápidos y constantes sobre las aptitudes del trabajador que van adecuándose al impacto que van logrando.

 

Trabajo en remoto

La crisis sanitaria actual ha llevado a plantear como algo obligado algo que hasta ahora se veía como un plus que daban las empresas a sus trabajadores: el teletrabajo.

Esta nueva situación, que en equipos pequeños y relativamente autónomos en una empresa ha sido relativamente fácil de implementar, no ha sido igual cuando la tecnología exigía grandes equipos trabajando en un centro de trabajo para reducir costes. Este era el caso de los contact center que sí se habían planteado la multilocalización pero manteniendo una cierta dimensión. Ahora ya es posible el trabajo en remoto incluso de grandes equipos gracias a los cloud contact center.

 

Las cuatro herramientas mencionadas, Design Thinking, Digital Workplace, Microlearning y trabajo en remoto forman las bases para que asegurar el éxito de nuestras empresas en esta nueva era que estamos viviendo. Permiten a las empresas adaptarse, manteniendo el engagement de sus empleados y con ello mejorando productividad y resultados.

 

Posts relacionados
¡Comparte con tus contactos!
   

Comenta este artículo...

ebook Blockchain

Suscríbete y no te pierdas ninguna novedad

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

   
New call-to-action