web-enzyme-v2-logo-white
logo-enzyme-2-blog

Power Automate: automatización robótica de procesos + inteligencia artificial

Seguro que has oído hablar de los RPA (robotic process automation o automatización robótica de procesos); técnicamente, se definen como una herramienta tecnológica para la automatización de procesos de negocio que replica las acciones de un ser humano cuando interactúa con sistemas informáticos. Y seguro que también conoces los múltiples beneficios que genera:

  • Libera a las personas de tareas repetitivas
  • Reduce el error, pues trabaja de manera precisa y exacta.
  • Trabaja 24/7: todas las horas de todos los días.
  • Es poco invasivo y escalable en el tiempo.

Se trata, por tanto, de una herramienta muy útil, pero que además puede integrar inteligencia artificial (IA), lo cual permite que sea más potente. Te explicamos estos conceptos con más detalle a continuación y además veremos las herramientas Power Automate, Power Platform y AI Builder.

Power Automate: las ventajas de los RPA

El número de procesos, operaciones y tareas en el que podemos aplicar RPA puede llegar a ser inmenso: desde tramitar solicitudes y rellenar formularios a transaccionar entre aplicaciones, actualizar información o incluso implementar testing de soluciones.

¿Qué es un AI Builder?

Sin embargo, la automatización robótica de procesos (RPA) se puede hacer aún más potente con la ayuda de inteligencia artificial. De hecho, en el caso de Power Platform, contamos con AI Builder, el cual proporciona modelos de inteligencia artificial que podemos integrar fácilmente dentro de nuestro RPA.

Se trata de simplificar el trabajo en pocos pasos. De esta manera, las principales capacidades de Power Automate se resumen en:

  • Procesamiento de formularios: el modelo puede extraer pares clave-valor del documento. Por ejemplo, para una plantilla de factura para un proveedor específico podemos extraer la fecha, el concepto y/o el monto total. 
  • Predicción: el modelo puede detectar predicciones basadas en resultados históricos. Este formulario puede ser particularmente útil en situaciones en las que queremos una respuesta de sí/no o aprobado/reprobado. Un ejemplo de este formulario es analizar si una persona asiste a un evento comunitario. 
  • Clasificación de texto: con esta plantilla podemos categorizar cualquier tipo de contenido textual (correos electrónicos, documentos, publicaciones en redes sociales, etc.), de modo que podamos asignarlo a etiquetas o metadatos específicos en función del aprendizaje previo. Por ejemplo, esto se puede utilizar para reenviar una solicitud o queja realizada en Twitter a un departamento específico dentro de nuestra empresa en función de su texto. 
  • Detección de objetos: este modelo de IA puede detectar objetos que aparecen en imágenes según el aprendizaje previo. Esto puede ser útil, por ejemplo, para tomar una foto de un dispositivo en la fábrica, identificarlo y almacenar sus especificaciones en un documento en SharePoint.

¿Cómo añadir IA a mi RPA?

Entonces, ¿cómo se introduce la inteligencia artificial en la automatización robótica de procesos (RPA) para mejorar y acelerar los procesos de una empresa? La mejor manera de ver cómo estos tipos de modelos de IA pueden ayudarnos es ver cómo funcionan en un estudio de caso.

Un caso práctico

Imaginemos que queremos leer la información de una factura y enviar un correo con la información simplificada. El proceso a seguir es el siguiente:

  • Elegir un tipo de modelo de IA: en este caso, se trata de una detección del texto y de su clasificación. AI Builder, por ejemplo, ya cuenta con modelos predeterminados que hacen este trabajo.
  • Elegir un desencadenador: que será el primer paso al ejecutar el RPA; en este ejemplo, será manual, donde un proveedor subirá la factura.
  • Adaptar y entrenar el modelo de IA: dependiendo del tipo de modelo, se pueden ajustar modelos personalizados para optimizar el rendimiento de la IA.
  • Completar la acción: un e-mail, escribir sobre un Excel o conectar con una base de datos son ejemplos de acciones frecuentes en RPA.

El resultado de estos puntos anteriores será un correo electrónico con la factura en cuestión adjunta donde se informa de todos los campos que hemos elegido y entrado previamente. De esta manera, el trabajo humano se reduce a subir la factura a la herramienta, pero será esta la que se encargue de procesar la información, elegir los datos (según las pautas que hayamos programado) y componer el correo electrónico para el envío de esos datos. 

En Enzyme apostamos por este modelo de power automate, pues la unión de la automatización robótica de procesos con la inteligencia artificial nos permite deshacernos de tareas repetitivas para permitir automatizarlas, lo que reduce el error y trabaja de manera más precisa.

Posts relacionados
¡Comparte con tus contactos!
   

Comenta este artículo...

ebook blockchain

Suscríbete y no te pierdas ninguna novedad

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

   
New call-to-action