web-enzyme-v2-logo-white
logo-enzyme-2-blog

¿Qué es SaaS y cuáles son sus aplicaciones?

 Man in suit with cloud head and blue icons on grungy background-459379-edited.jpeg

Las organizaciones empresariales ya tienen asumido que para sobrevivir en el mercado actual deben evolucionar hacia la automatización de las tareas que no aportan ningún valor. Al mismo tiempo también deben avanzar en el uso de determinadas aplicaciones que les puede ayudar a aumentar la productividad y ampliar el mercado de sus productos.

En este contexto de transformación digital cada empresa debe buscar la mejor forma de avanzar en sus objetivos usando las soluciones informáticas que están a su alcance. Aquí es donde entra en juego el SaaS (del inglés, Software as a Service) que permite a los usuarios conectarse a diferentes aplicaciones basadas en la nube mediante Internet y usarlas.

Y es que gracias a uso de estas soluciones informáticas el SaaS se convierte en el perfecto compañero de aventura. Por ello, en este artículo vamos a explicar en qué consiste el SaaS y cuáles son sus ventajas, aplicaciones y usos.

 

¿Qué es SaaS?

SaaS no es más que una modalidad de distribución de software por la cual el cliente únicamente se debe preocupar del uso de la funcionalidad que aporta la aplicación. Así, el software constituye un servicio, donde el cliente contrata el uso y no tiene que preocuparse de disponer de infraestructura hardware para soportarlo, ni contar con proyectos de desarrollo o implantación puesto que el servicio se proporciona en la nube.

A pesar de que parezca innovador, SaaS no es algo nuevo, Gmail sería un ejemplo histórico, pero la robustez de las soluciones, la velocidad de las comunicaciones y la confianza en la privacidad en la nube están favoreciendo la adopción de este tipo de soluciones.

 

¿Cuáles son las ventajas de incorporar el SaaS en tu empresa?

Debemos entender que el SaaS es una solución de software integral que se puede adquirir a través de un proveedor de servicios en la nube mediante un sistema de pago por uso. Es decir, cada empresa alquila la aplicación que le interesa y los usuarios la usan conectándose a ella vía web desde cualquier dispositivo digital.

Esta libertad de conexión y el pago por aplicación ofrece los siguientes beneficios, entre otros:

  • Inversión inicial normalmente menor al no requerirse infraestructura propia. Solo pagamos por la aplicación, lo que reduce los costes económicos de forma considerable.
  • Solo se paga por lo que se usa, lo que supone un ahorro a medio y largo plazo. Además, el SaaS permite ajustarse a la evolución de la empresa puesto que permite ampliar o reducir los recursos en función del nivel de uso. En otras palabras, es escalable.
  • Puesta en marcha inmediata al tratarse de un servicio ya existente y que solo necesita ser configurado para estar listo.
  • Las soluciones SaaS se ofrecen como un software estándar, sin embargo, normalmente permiten la personalización a la imagen de la empresa cliente. Igualmente, en función del caso de uso, el software contratado puede ser integrado con otros sistemas de forma estándar o mediante un desarrollo a medida.
  • El SaaS no necesita instalación ni mantenimiento posterior, ni tampoco contar con personal cualificado trabajando en la empresa. La aplicación está diseñada para ser fácil de utilizar y puede controlarse sin la necesidad de tener conocimientos profundos de la misma.
  • Flexibilidad y fácil conexión. Al tratarse de soluciones accesibles desde Internet solo necesitamos un dispositivo digital con acceso a la web. Esto significa que nos podemos conectar desde cualquier lugar y en todo momento, y además también supone un considerable ahorro en renovación de equipos y mantenimiento de los mismos.
  • Es un sistema seguro y la privacidad está asegurada. Hay que pensar que las empresas encargadas de asegurar la privacidad de los datos y el software que usemos deben cumplir unas normas muy exigentes en materia de seguridad y privacidad. Además, estas compañías suelen ser especialistas en materia de protección de datos y ciberseguridad ya que tienen entre sus manos la información de millones de usuarios.
  • Minimizan el riesgo de tomar una mala decisión puesto que si no convence el servicio basta con suspender el uso del mismo, y lo mejor de todo es que no perdemos la inversión.

 

¿Qué inconvenientes tiene?

Para responder a la pregunta, qué es SaaS, también debemos conocer sus desventajas para tener una visión más amplia de esta solución. Y es que a pesar de que tiene muchos puntos positivos, también tiene sus inconvenientes que citamos a continuación:

  • No es un software a medida al 100 %. El hecho de que se trabaje sobre una plataforma que da servicio a más clientes hace que no tengamos acceso al software ni a su modificación, por lo que la tendencia que podamos tener a ajustarlo hasta el último detalle a nuestras necesidades y/o preferencias es limitado. Y es que dependiendo de cada solución SaaS tendremos más o menos capacidad de parametrización y/o integración, en otras palabras, no es un software a medida.
  • Los datos están en la nube, lo que es una ventaja de acceso desde cualquier sitio, pero también un reto de seguridad y confianza en el proveedor.

 

Esperamos que gracias a este artículo entiendas qué es Saas, pero sobre todo que sepas si se adapta a tu empresa y tus servicios. Y es que desde Enzyme Group Advising tenemos como único objetivo acompañar a nuestros clientes en su propio camino de transformación digital.

Somos auténticos sherpas digitales capacitados para identificar tus necesidades, argumentarte y presentarte las mejores soluciones y acompañarte en todo el proceso de cambio asociado. ¿Quieres unirte a nosotros?

 

Posts relacionados
¡Comparte con tus contactos!
   

Comenta este artículo...

New call-to-action

Suscríbete y no te pierdas ninguna novedad

¡Comparte con tus contactos!

   
contacto